HÁBITOS DE ALIMENTACIÓN SALUDABLE EN LOS NIÑOS


En esta etapa de la vida, es indispensable para un crecimiento y desarrollo apropiado brindar una adecuada nutrición. Ya que la falta de una alimentación saludable pueden repercutir de forma negativa sobre los niños. Es importante ser muy cuidadoso en elegir alimentos naturales, frescos, sin conservantes, ni preservantes agregados, en estas edades se continúan formando los hábitos alimenticios que seguramente ellos conservarán a lo largo de su vida, por lo que es beneficioso educar el paladar.

Una alimentación adecuada es transcendental para los niños en su crecimiento. En esta etapa, la mente de los niños aún está en desarrollo, su cerebro está creciendo y sus cuerpos también. Si se lleva una dieta inadecuada el niño podría carecer de vitaminas y minerales necesarios para facilitar un crecimiento.

Los hábitos de alimentación saludable son de gran importancia cuando hablamos del desarrollo físico y emocional de un niño. Es esencial para que los niños tengan éxito en su etapa escolar. Alimentando a tus hijos con una dieta adecuada, estarás ayudando a que sean capaces de funcionar adecuadamente en todos los ámbitos de su etapa escolar, además de fomentar un buen crecimiento tanto a nivel físico como mental.

Como padres tenemos una gran responsabilidad en el cómo y qué comen nuestros hijos. Existen estudios que demuestran que la mala alimentación y sobre todo el consumo de azúcar influyen directamente en el comportamiento de los niños, esta última causando cambios en la liberación de la adrenalina, lo que afecta al comportamiento y a su rendimiento.

Es muy importante alimentar a los niños con una gran variedad de comidas y refrigerios saludables. Es necesario evitar la alimentación de los niños con comida basura que sólo hará que tenga más probabilidades de tener obesidad y desnutrición. Si come comida basura de forma ocasional no hará daño a tu hijo, pero no es saludable que sea un hábito regular. Es necesario que la alimentación en el hogar sea saludable limitando las comidas o bebidas azucaradas. Si los niños toman menos azúcar, la vida en el entorno escolar será más fácil, pero en el hogar también. Los estados de ánimo de los niños no serán cambiantes debido al exceso del consumo de azúcar.

Una forma de asegurarte de que tu hijo come de forma saludable es prepararte una bolsa con comida saludable para el día. De este modo cuando llegue el descanso entre clases, tu hijo será capaz de poder consumir alimentos saludables como frutas y verduras, incluso puedes pensar en acompañar con variedad de frutos secos. Así podrás proporcionar a tu hijo energía para mantener su atención a lo largo de la jornada y evitar que se quede dormido o que no preste atención.

¿Y tú tienes en cuenta la nutrición de tus hijos para cuando están estudiando o eres de los padres que saben lo importante que es durante todo el año?

Entonces considera que al ser un poco más flexible con la alimentación y no tener cuidado de introducir en su dieta alimentos beneficiosos para su salud, los niños que son muy susceptibles a estos cambios en el comportamiento, tendrán con más frecuencia momentos de impulsividad y se reducirá su concentración.